LA PARTIDA DE MAMÁ FELI

mama feli cortado

Las flores están al pie de su foto, mientras tanto las velas están prendidas al rededor del ataúd, los familiares de Felicitas Bustamante, están reunidos en la sala de su casa para verla por última vez y recordar cómo fue la partida de nuestra querida Mamá Feli, amiga y socia de ANFASEP.

Su historia de lucha comienza cuando, durante la época del conflicto armado interno su menor hijo Juan Américo Espinoza Bustamante de 17 años desapareció en manos de los efectivos del orden. Eran las dos de la madrugada del 30 de octubre de 1983 cuando los efectivos policiales de aquella época entraron por la fuerza a la casa de Felicitas Bustamante y Pánfilo Espinoza Loayza (padres de Américo), con el argumento de esclarecer la supuesta participación del joven en actos subversivos. Inmediatamente después el padre de Américo con la intención de conocer el paradero su hijo siguió a la camioneta donde se lo llevaron, es así como consiguió ver que a Américo lo condujeron a instalaciones del cuartel general “Los Cabitos 51”.

Américo Espinoza no tenía ningún antecedente policial, cursaba el cuarto año de educación secundaria en el colegio San Juan, no se tenía ningún registro de haber estado relacionado con sendero luminoso.

Poco después de la desaparición forzada de Américo; Pánfilo, su padre realizó diferentes reclamos a las autoridades involucradas, entre ellos al cuartel general, la fiscalía de Ayacucho, donde no encontraron mayor respaldo.

36 años pasaron y lo ocurrido no se olvidó, Mamá Feli continuó la búsqueda de su hijo, con la intención de encontrar la verdad de lo ocurrido con él; pero lamentablemente el tiempo y la salud le ganaron la partida. El miércoles 5 de abril del 2019, nuestra compañera partió hacia la eternidad, donde anhelamos que al menos allá pueda reencontrarse con su amado hijo. Acompañados por la banda musical, bajo un sol radiante y con todo el amor de su familia y amigos nos despedimos de Mamá Feli. Hasta siempre querida amiga.      hijo de feli